Los diseños de rótulos para vehículos no escapan de las reglas que se aplican a los volantes, anuncios u otras formas de publicidad. Por el contrario, debido a las condiciones especiales en las que se aplica, es preciso prestar atención a ciertos detalles, entre los que destacan:

  • Dimensiones del vehículo: dado que el diseño no estará en una valla publicitaria ni en una superficie totalmente lisa o uniforme, es importante prever que una vez terminado, el rotulado se ajuste perfectamente al coche Un error en cuanto a este aspecto, puede alterar la imagen o el mensaje que se quiere transmitir con ella.
  • Colores del diseño: por lo general, los vehículos rotados se conducen durante el día para que los destinatarios tengan mejor visibilidad de su contenido. Este es un punto de partida para determinar la paleta cromática que se utilizará.

No obstante, no es el único factor a tener en cuenta. El mensaje, el color del coche, las tendencias actuales y otros aspectos, también son determinantes a la hora de tomar dicha decisión.

  • Tipografía: en toda clase de diseño, la fuente seleccionada es un elemento clave. Esta no solo debe ser acorde con el mensaje, además es esencial elegir un tipo de letra que sea legible fácilmente porque buena parte del tiempo, el vehículo estará en movimiento.
  • El producto: el objeto del diseño es un factor que ejerce gran influencia en el resto de los factores que lo componen. Debe existir una adecuación entre los colores, imágenes y tipografía con aquello que se promueve. Es decir, a primera vista, el público tiene que poder apreciar la armonía entre dichos elementos y sentir que la elección efectuada es la perfecta para el caso concreto.

Con estos elementos, podrás realizar el diseño del rótulo perfecto para los coches de tu empresa. En todo caso, ten la certeza de que si eliges a una empresa experta en la materia, esta pondrá en práctica tales recomendaciones.

Deja un comentario