Para aquellas personas alejadas de los intricados caminos de las finanzas, quizás lleguen a menospreciar el valor de pequeñas cantidades de euros, como elemento catalizador de grandes capitales. Sin embargo, unos pocos miles de euros pueden ser el inicio de una carrera que nos lleve alcanzar el triunfo financiero.

Dar el primer paso e invertir 5000 euros, es la perfecta oportunidad para el inicio de un proyecto de mediano o largo plazo. Una de las ambiciones más comunes es lograr la independencia financiera. Y esto se puede lograr invirtiendo esta modesta cifra de euros.

Muchas personas se fijan metas conservadoras si de su dinero se trata. Para los más jóvenes llegar a sus primeros 5000 euros significa la oportunidad de realizar un viaje soñado o adquirir un coche de segunda mano. Sin importar la razón, la primera idea que sobresale con 5000 euros en manos es gastarlos. Otros eligen por colocar su primer “gran ahorro” en las siempre tradicionales cuentas bancarias.

Alejados de las realidades financiera, pocos son los que apuestan por ingresar al mundo de las inversiones con 5000 euros. Y es que desconocen que este pequeño importe monetario puede ser la palanca impulse la libertad financiera.

Esta humilde suma de euros es la perfecta oportunidad para entrar al mundo de las inversiones, que bajo un criterio acertado puede conducir a un gran éxito económico. Aunque esta pequeña cantidad no abra todas las puertas, te acerca a las mejores opciones para rentabilizar esos miles de euros.

Primer paso: conócete a ti mismo

Antes de dar el primer salto, es conveniente realizarte un autoexamen. La idea fundamental es conocer cuáles son tus reales objetivos y que deseas al invertir 5000 euros. Con esto se lograra determinar cuál es el real perfil de inversor.

Si estas decidido a buscar altas rentabilidades sin temor a perder el capital inicial entonces eres un inversor arriesgado. Para aquellos que colocan el dinero invertido como principal objetivo no perderlo, son denominados inversores conservadores. Para los que se encuentren en el medio de ambos se les define como moderados.

Factores como la relación rentabilidad y tiempo, así como las expectativas acerca del futuro son los elemento que ayudan a concebir la personalidad del inversor. Este principio es muy importante, porque delimita el tipo de inversiones a elegir.

El abanico de inversiones

El mundo de las finanzas modernas ofrece variadas alternativas para aquellos que desean empezar con 500 euros. Solo basta con dar una pequeña ojeada a algunas de las más rentables inversiones:

  • Acciones. El mundo bursátil es siempre la opción preferida de grandes y pequeños inversores. De alta rentabilidad, pero de extrema volatilidad que acerca más al riesgo. Sensible a numerosas variables es aconsejable para aquellos que conocen  un poco más sobre las finanzas.
  • Fondo de Inversiones. Con sus distintas modalidades son elementos de menor riesgo. Por lo general son acompañados con la guía de profesionales
  • Planes de Pensión: Concebido como una herramienta de ahorro a largo plazo, son de los instrumentos de inversión más buscados. Con una rentabilidad baja, pero con excelente ventajas fiscales, representa un valioso seguro en el tiempo.

Deja una respuesta