Dónde encontrar asesoría para hacer crecer nuestros ahorros

Vivimos un momento de la historia repleto de cambios: las nuevas tecnologías avanzan a ritmos acelerados y donde antes había procesos mecánicos, o reservados a unos pocos, ahora todo es digital y al alcance de la gran mayoría de población.

En economía y finanzas no iba a ser distinto, como resume 1000 Extra, broker online de confianza: en los últimos años hemos sufrido un cambio en la manera de operar, en la tipología de productos y sobre todo cómo contratarlos que ha permitido que muchos pequeños ahorradores, otrora limitados a productos muy sencillos ofertados –en la mayor parte de los casos- por bancos, puedan operar como si fueran todo un bróker de Wall Street.

Productos como las opciones y futuros, el atractivo mercado de divisas o la bolsa internacional ya no son el atrezzo de una película norteamericana. Ahora son productos contratables desde el sofá de casa a un golpe de clic. ¿Quién iba a decir hace una década que íbamos a poder contratar acciones cotizadas en Tokio, Paris o Nueva York? Muy pocos.

Pero afortunadamente se puede. Pero no solo se trata de poder, sino de saber hacerlo con las suficientes garantías como para que crezcan nuestros ahorros de manera estable en el tiempo. De nada sirve que tengamos la tecnología, si la utilizamos y solo cosechamos pérdidas en nuestras inversiones.

¿Cómo podemos aprender a operar correctamente?

Lo primero que ha de hacer cualquier inversor es aprender a conocer tanto los productos como los mercados en que va a operar. Para ello las distintas plataformas de prestación de servicios financieros ponen a disposición de sus usuarios una herramienta magnífica, los simuladores.

Gracias a ellos podemos operar en cualquier mercado sin poner en juego nuestro dinero, invirtiendo de manera virtual. ¿Para qué sirve esto? Pues básicamente para aprender, entender y conocer la casuística de cada producto. Cuando nos acercamos a la bolsa por primera vez, entender conceptos inherentes a la compra y venta de acciones es complicado, así que pudiendo operar sin poner en juego nuestro dinero, ganaremos presteza y habilidad.

Buscar información de manera periódica

Pero no solo hemos de tratar de rebajar la curva de aprendizaje (el tiempo que necesitamos para entender cómo funciona un mercado). Además hemos de definir un método de trabajo que incluya buscar –y filtrar- información referente a los mercados en los que invertimos.

Es por esto que todo ahorrador tendrá que buscar asesoramiento para operar con fiabilidad. Para ello necesitará leer y documentarse revisando –diaria o semanalmente- los medios especializados en economía y finanzas y en su nicho de inversión: desde foros, donde podrá leer las opiniones de otros inversores más avezados que él,  hasta la prensa salmón –los medios de comunicación de toda la vida-, pasando por las revistas de nicho o los diarios online de gurús.

Sabiendo qué se cuece en estos medios, podremos hacernos un cuadro de composición suficiente sobre hacia dónde avanza un producto o mercado, y a partir de ahí tomar las decisiones que consideremos más correctas.

La clave, sin duda, es el volumen de información que manejemos.

También te podría gustar...

Deja un comentario