Ahorrar en casa y pagar tu préstamo con facilidad

Si estás apurado y necesitas pedir un préstamo pero sabes que el pago del préstamo también te va a costar un sacrificio, no tienes más que 2 opciones: o no pedir tu préstamo y no poder hacer frente a tus deudas y pagos o achucharte un poquito para poder hacer frente al pago mensual de tu préstamo.

¿Cómo puedes ahorrar en tu día a día para pagar tu préstamo con facilidad?

1. En primer lugar abre una cuenta en el Banco única y exclusivamente para para ingresar el dinero que vas a ir ahorrando y que solo vas a utilizar para tu préstamo. Si eres una persona disciplinada no te hará falta, con un sobre o un monedero en el que tengas ese dinero, será suficiente.

2.  En segundo lugar es muy importante que te conciencies que tienes que bajar tus facturas mensuales. La luz y el agua son 2 de las facturas que más arañan la economía doméstica. Tened cuidado con el tiempo que dejáis los grifos abiertos, acortar el tiempo de ducha; sustituir el aire acondicionado por ventilador, aprovechad al máximo la luz del día etc. Ese dinero que vais a ahorrar en facturas… para el préstamo.

3. Marcaros un presupuesto mensual y/o semanal para la compra del Super. Otro buen pellizco para vuestro préstamo.

4. A la hora de acudir a entidades de préstamos al instante consulta varias de ellas a través de Internet y elige la que te cobre menos intereses. Puedes calcular tu crédito a través de sus “calculadoras de préstamos” y comparar cuál es la que te ofrece el préstamo más barato.

5. Ahorra en ocio y transporte. Ve a los museos el día que la entrada es gratuita, mira bien los precios de los restaurantes antes de entrar etc. Por otro lado ahorra todo lo que puedas en transporte. Ve andando a muchos lugares… además tu salud también lo agradecerá.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario