Cómo quitar una cerradura

Si tienes que cambiar una cerradura y no sabes cómo hacerlo pero tampoco quieres llamar a una cerrajeria 24 h Barcelona te recomendamos que sigas los siguientes puntos que te llevarán a concluir con éxito el tema de la extracción de una cerradura de una puerta, algo que es sumamente sencillo y que pasa por simplemente eliminar algunos tornillos.

Pues bien, llegados a este punto lo primero que tendrás que tener en cuenta es que por motivos decorativos y de seguridad, muchos fabricantes de cerraduras ocultan los tornillos detrás de las placas de metal. Por tanto, encontrar la manera de eliminar las placas decorativas quizá te lleve un poco de trabajo. Ten cuidado de no usar demasiada fuerza, si tienes pensado usar la cerradura de nuevo o, quizá, acabes por estropearla.

cerradura-de-seguridad-paso-11-640x560x80

Lo primero que tendrás que hacer será abrir la puerta y extraer los tornillos que sean visibles. Comprueba a ambos lados de la puerta, así como en el lado de la puerta donde se encuentran las placas a modo de enganche de metal. Este paso puede ser todo lo que necesites para quitar la cerradura.

Acto seguido, tendrás que mirar el mango, debajo de la manija o cerradura y en la superficie de la cerradura de las ranuras poner un pequeño destornillador o punzón. Cuando los tornillos no son visibles, suelen estar cubiertas por una tapa que se puede quitar mediante la inserción de un pequeño destornillador en la ranura. También podría pasar que estuviera la cerradura sujeta por un pequeño tornillo conocido como un “tornillo de ajuste” que tiene que ser aflojado.

Por último, ya solo quedará quitar los tornillos adicionales que puedan estar ocultos en la cerradura de la puerta y comenzar a desmontar la cerradura y tira de ella hasta que también salga el pestillo. Ya tendréis hecho el proceso de la retirada de la cerradura.